diciembre 12, 2011

LA LLAMARADAS SOLARES PRODUCEN IMPORTANTE EROSION DE LA SUPERFICIE LUNAR

Las llamaradas solares están pulverizando la Luna.
Imagine un potente chorro de arena dirigido contra una superficie pintada. Imagine cómo la pintura se desgasta rápidamente y aparece la superficie desnuda. Imagine lo mismo, pero a lo grande. La manguera es una potentísima tormenta solar, la arena una eyección de masa coronal y la superficie. nada menos que la Luna.  
Las tormentas solares y las eyecciones de masa coronal que éstas provocan pueden erosionar significativamente la superficie de nuestro satélite natural, según un nuevo conjunto de simulaciones por ordenador elaborado por científicos de la NASA. Además de eliminar una cantidad sorprendentemente grande de material del suelo lunar, hasta 200 toneladas en un par de días, estas tormentas también pueden provocar una importante pérdida de la atmósfera de planetas como Marte, que no están protegidos por un campo magnético global.
La investigación, dirigida por Rosemary Killen, del centro Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, explica que las eyecciones de masa coronal son, básicamente, una ráfaga intensa de viento solar normal, una corriente difusa de gas conductor eléctrico llamado plasma que es expulsado hacia afuera desde la superficie del Sol hacia el espacio. 
Una eyección potente puede contener alrededor de mil millones de toneladas de plasma en movimiento a velocidades de hasta un millón de millas por hora en una nube que supera muchas veces el tamaño de la Tierra. Algo escalofriante.
La Luna tiene una ligerísima atmósfera, llamada exosfera, que es tan tenue que la deja vulnerable a los efectos de estas eyecciones solares. Si el plasma de las eyecciones impacta sobre la superficie lunar, los átomos de la superficie salen expulsados como barridos por una manguera, pulverizados.

«Cuando esta nube de plasma golpea la Luna, actúa como una tormenta de arena y fácilmente elimina los materiales volátiles de la superficie», explica William Farrell, del centro Goddard. «El modelo predice que de 100 a 200 toneladas de material lunar -el equivalente a diez cargas de camión volquete- podrían ser despojadas de la superficie de la Luna durante dos días por el paso de una eyección».

Las eyecciones de masa coronal son eficaces en la eliminación de material lunar no solo porque son más densas y más rápidas que el viento solar normal, sino también porque se enriquecen con iones pesados, de acuerdo con el equipo. Los investigadores creen que el Explorador de Atmósfera Lunar de la NASA (LADEE) -una misión del orbitador lunar programada para su lanzamiento en 2013- será capaz de poner a prueba sus predicciones.
La Luna no es el único cuerpo celestial afectado por el gas denso de las eyecciones solares, también lo es, por ejemplo, Marte, cuya atmósfera puede verse afectada. Pero el más preocupante es, sin duda, la Tierra. Los científicos espaciales son conscientes de que estas tormentas solares afectan de manera importante el campo magnético de la Tierra y son responsables de intensas y asombrosas auroras.
Esta es la primera vez que los investigadores han tratado de predecir los efectos de una eyección solar en la Luna. La investigación aparece publicada en un número especial de Journal of Geophysical Research Planets.
Fuente: ABC.es 

REGION DE ABSORCION GLOBAL